¿Cómo hacer efectivos los programas de nuevas oportunidades?

Notícies

INVESTIGACIÓN Y ¡ACCIÓN! | LA MIRADA PROFESIONAL

Gracias al análisis y a la evaluación rigurosa de centenares de programas de nuevas oportunidades implementados en 25 países, tenemos algunas claves sobre cuáles son los elementos de este tipo de intervenciones que hacen que sean más efectivas a la hora de ayudar a los y las jóvenes a retomar sus itinerarios educativos y a mejorar sus posibilidades de inserción laboral.

¿Cuáles son estos elementos clave? ¿Por qué son elementos decisivos para el éxito de estos programas? Y, sobre todo, ¿cómo pueden trasladarse a la práctica? Le pedimos a Begonya Gasch, directora de El Llindar, que ilustrara algunos de estos elementos con prácticas que llevan a cabo los centros de nuevas oportunidades en Cataluña. Lo hizo en diálogo con Alejandro Paniagua, autor de la revisión de evidencia (en catalán) sobre estos programas, en el marco del acto “Segundas oportunidades: ¿cuáles son las claves del retorno a la educación?” (en catalán).

A continuación recuperamos cinco de estos elementos clave:

1. La revinculación educativa necesita tiempo

Una característica compartida de los programas de nuevas oportunidades es su duración, más larga que la de otros tipos de intervenciones dirigidas a jóvenes con dificultades de inserción laboral: son programas que se extienden entre 6 meses y varios años. Gracias al análisis de estos programas, sabemos que esta característica es decisiva para el éxito a la hora de que los jóvenes que proceden de una trayectoria de abandono escolar retomen los itinerarios educativos. Tal como señala Alejandro Paniagua, al igual que el proceso de desvinculación escolar es un proceso largo, el de revinculación escolar también lo es. Para Begonya Gasch, este es el proceso por el cual “el joven vuelve a tener deseo de aprender, cree que puede hacer cosas y que tiene un lugar en este mundo” y asegura que, en el caso de jóvenes que acumulan situaciones de vulnerabilidad y de exclusión, este proceso puede tener una duración de tres años.

2. Los programas de nuevas oportunidades deben formar parte del ecosistema educativo del territorio

Los programas de nuevas oportunidades son más efectivos cuando se desarrollan con la complicidad de otros agentes educativos y comunitarios del territorio. Según Gasch, hay que conseguir esta complicidad, en primer lugar, gracias a estrategias de gran política educativa, que pueden acabar concretándose en acciones muy específicas, como la publicación de la información de los recursos educativos existentes: “la información de los centros de nuevas oportunidades no puede ser la última información que salga y que lo haga porque ya no quedan plazas en los grados medios. Necesitaríamos un mapa de recursos de escuelas de segundas oportunidades. Y una brújula, no solo el mapa. El mapa sitúa los recursos, pero la brújula tiene que ver con esta orientación sobre quién puede acudir a los recursos, para hacer qué, etc.”

Hay que crear un mapa de recursos de escuelas de segundas oportunidades y una brújula que nos indique quién puede acudir a los recursos y qué puede hacer en ellos.

Gasch recalca la importancia de llevar a cabo acciones para que los centros ordinarios y otros recursos educativos conozcan los centros de nuevas oportunidades. “Muchos recursos de la ciudad, de la comarca y de algunas ciudades próximas ya nos tienen presentes, y los jóvenes ya llegan preparados, pero nos ha llevado muchos años poder construir todo esto. Algo así no se hace únicamente en el momento de las preinscripciones. Es un trabajo a largo plazo”.

Todo ello revierte en la orientación educativa que se ofrece a los jóvenes por parte de los institutos y otros recursos y servicios de los municipios, un elemento decisivo para que estos jóvenes puedan acercarse a los programas de nuevas oportunidades y terminar vinculándose. “Que puedan venir depende mucho de cómo se les explique que tienen estos centros de nuevas oportunidades, desde dónde se les acompañe en los institutos de secundaria. El otro día me decía una chica: ‘Yo pensaba que lo único que existía era tener la ESO, y después de tres veces que no me la he sacado, llego a El Llindar’”.

3. Empresas y programas de nuevas oportunidades: una alianza fundamental

Las evidencias indican que las empresas y otros ocupadores locales tienen un papel fundamental en el éxito de los programas que tienen por objetivo ayudar a retomar los itinerarios educativos y a mejorar las posibilidades de los jóvenes con dificultades para insertarse laboralmente. La empresa es clave para validar las acreditaciones formativas de los jóvenes y para configurar itinerarios formativos y laborales conectados con las necesidades del entorno. Para Gasch, los centros de nuevas oportunidades de Cataluña son un buen ejemplo de trabajo codo a codo con la empresa. “Trabajamos con la empresa desde el minuto cero. El diseño curricular de las formaciones que nosotros ofrecemos lo construimos ya con la propia empresa”. Asegura que los centros de nuevas oportunidades son “complementarios de las empresas que necesitan aprendices, unos aprendices que tienen que estar cualificados” y que están explorando ofrecer formaciones de cualificación básica para nuevos nichos de empleo para los que, hoy por hoy, todavía no se han desarrollado certificados de profesionalidad.

4. Acoger e involucrar a las familias

Acoger e involucrar a las familias de los y las jóvenes es otro de los elementos que incrementa el éxito de los programas de nuevas oportunidades. ¿Cuáles son las mejores estrategias para conseguirlo? Begonya Gasch opina que “la primera acogida es esencial; escuchar su angustia y darles un buen lugar a las familias”, puesto que “vienen con un sufrimiento terrible por no saber qué pueden hacer con sus hijos y por la acumulación de muchas situaciones de vulnerabilidad”. Luego, durante el curso, afirman que mantienen una relación muy próxima con las familias y que ofrecen un taller de padres para que entre los propios padres y madres puedan compartir las angustias relacionadas con sus hijos e hijas, y ofrecerse apoyo mutuo. A la vez, explica Gasch, también hay que identificar en qué dimensiones de trabajo con el joven “conviene no contar con la familia”.

5. El perfil y la experiencia de los profesionales es clave

Una de las conclusiones que Alejandro Paniagua destaca en su informe es que lo que más explica el éxito de los distintos programas de nuevas oportunidades evaluados en todo el mundo es la calidad de su implementación. ¿En qué se concreta esta calidad? En gran parte, en las competencias de sus profesionales, que deben configurar equipos multidisciplinares con unas fuertes capacidades de acompañamiento de los y las jóvenes en un momento complejo de sus vidas. Según Paniagua, hay que contar con “un personal cualificado, un personal que pueda llevar a cabo esta aproximación social, humana, de acompañamiento; crear un clima afectivo”, y continúa: “no es un brindis al sol; si existe una intervención bien financiada y se atrae a profesionales con trayectoria y experiencia, es posible conseguir este tipo de intervención de éxito”. En opinión de Gasch, la gravedad de la situación en la que se encuentran estos jóvenes, que proceden de trayectorias de abandono, requiere de “profesionales que ante todo estén preparados como personas para hacerse cargo del sufrimiento que les depositen estos adolescentes y estos jóvenes”.

Si existe una intervención bien financiada y se atrae a profesionales con trayectoria y experiencia, se puede conseguir una intervención de éxito.


Este artículo pertenece al primer boletín de “Investigación y ¡acción!”: ¿Cómo facilitamos el retorno a la educación? Las nuevas oportunidades a la luz de la investigación. ¡No te pierdas el resto de contenidos!

¿Quieres saber más?

  • ● En el marco de un seminario con más de veinte profesionales y responsables de programas de nuevas oportunidades de Cataluña, debatimos los resultados de la revisión de evidencias internacional sobre la efectividad de estos programas y de sus implicaciones en la acción contra el abandono educativo en Cataluña. Descárgate la relatoría del seminario (en catalán) y recupera la principales ideas que se comentaron en él.

Anna: enlace en español

Anna: enlace en español

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la información que se hace pública en nuestro sitio web y recoger información estadística. Si se continúa navegando, considere que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

Aceptar